miércoles, 3 de septiembre de 2014

...

Hoy me permito soñar,
te tengo cerca,
te tengo lejos,
y a veces ni te tengo...
No importa
es ida y vuelta
repentino, de a ratos,
o en ocasiones, dura un poco mas.
Pero son los momentos,
las sensaciones,
la fantasía,
dormirme pensándote,
extrañarte cuando nos separamos
odiándome y odiando a todos
cuando no estas,
la emoción de saberse igual
de identificarse,
de conectar,
tu sonrisa,
tu cabello arrasando con mi cordura,
incluso tu nombre,
si, tu nombre
al escucharse rompe todas las cadenas
devora mi mundo;
todas aquellas cosas
que me dan vida otra vez
que pintan una sonrisa real en mi boca.
Si esto es así,
si va a ser así,
ya no le presto atención,
no quiero nada a cambio
y tampoco quiero cambiarlo,
ni siquiera sentimientos encontrados,
o mundos utópicos;
quiero vivirlo así,
simple,
a tu lado,
así, como el destino lo permita.

2 comentarios:

  1. Quizá se trata sólo de aceptar y disfrutar lo que nos toca... Un abrazo.

    ResponderEliminar